Mensaje Sr. Alcalde

Como alcalde del Ayuntamiento de Lubián, tengo el honor de recibir y darles la bienvenida a todos los visitantes de esta página.
      A los de dentro, que vivimos en las Portillas o al otro lado de ellas, más allá de esos embudos por los que pasamos como centellas al ir y venir por esos caminos de Dios, sólo tengo que deciros que en este instante estoy hablando en vuestro nombre.
      A los de fuera, porque sois de otras tierras a las que amáis por encima de todo, todos los vecinos de este municipio desde Padornelo a Las Hedradas, os damos la bienvenida con los brazos abiertos y un gesto de inmensa alegría en la cara, porque cada vez que visitéis esta humilde tierra, sea real o virtualmente, vais a quererla un poco más, tanto como si fuese la vuestra. Es que no la hay más hermosa y atractiva.
      Venid. Quedaos un ratito más, y os hará cosquillas en las entrañas el sonido de nuestras pequeñas cascadas mezclado con los silbidos de las oropéndolas, las voces del cárabo y los gorjeos de mil pajarillos que áun hoy disfrutan de la naturaleza del valle, compartiéndola con nosotros y con vosotros.
      Un abrazo de roble.
 
      Felipe Lubián




      Como alcalde do Concello de Lubián, teño a honra de acoller e darlles a benvida a tódolos visitantes desta páxina.
      Aos de dentro, que vivimos nas Portelas ou máis alá delas, máis alá deses funís polos que pasamos no aire do demo ó irmos e virmos polos camiños de Deus, só teño que dicirvos que neste intre estou a falar no voso nome.
      Aos de fóra, porque sodes doutras terras ás que amades por riba de todo, tódolos veciños deste concello desde Padornelo ás Hedradas, dámosvos a benvida cos brazos abertos e un aceno de relouco na face, porque cada vez que visitedes esta humilde terra, sexa real ou virtualmente, ides querela un pouco máis, tanto como se fose a vosa. É que non a hai máis agarimosa.
      Vinde. Quedádevos un pouquiño máis, e faravos cóxegas nas entrañas o son das nosas cachoeiras remexido cos asubíos dos aureolos, que nós chamamos milpéndoras, os aturuxos do moucho cárabo e os rechouchíos de mil paxaros que inda hoxe andan a disfrutar da natureza do val, compartíndoa connosco e convosco.
      Unha aperta de carballo.

Felipe Lubián

 

 
 
  Site Map